miércoles, 21 de febrero de 2018

Celtic Harp Solo "First Snow" by Nadia Birkenstock (Harfe)

por Atrevete y despierta

Nadia Birkenstock - Celtic Harp and Song

4 claves para gestionar las emociones de manera inteligente

por Atrevete y despierta
fuente La Mente es Maravillosa
mujer con figuras geométricas en la cabeza representando cómo gestionar las emociones
Gestionar las emociones de manera inteligentesignifica canalizarlas para mantener el equilibrio y la armonía. Gracias a ello, logramos ser una fuerza positiva para nosotros mismos y para todos los que nos rodean y evitamos que nuestro mundo emocional nos quite energía vital.
Cuando nuestras emociones logran mantenerse en equilibrio somos más productivos, más creativos y más felices. Impedimos que aquello que sentimos se adueñe de lo que somos. Así, conseguimos dar un rumbo constructivo a ese mundo subjetivo, poniéndolo a nuestro favor y no en contra nuestra.
La inteligencia emocional representa el 80 por ciento del éxito en la vida”.
-Daniel Goleman-
Con las emociones en calma somos capaces de trazarnos objetivos y lograrlos. De tener relaciones sanas con los demás y poder dar lo mejor de nosotros mismos. De ahí la importancia de aprender a gestionar nuestras emociones. Lograrlo solo exige decisión y constancia. Y aquí hay cuatro claves para conseguirlo.

1. Entender que no existen las emociones negativas

Las emociones tienen una razón de ser. Por lo tanto, es un error catalogarlas en el grupo de las positivas o las negativas. Simplemente hay que tener presente que existen estímulos que llevan a experimentar determinadas emociones. Es inevitable.
bolas de colores representando el arte de gestionar las emociones
El miedo, por ejemplo, es una respuesta a las situaciones de amenaza. Si no lo experimentáramos, fácilmente caeríamos en conductas temerarias que pondrían en riesgo nuestra integridad. La ira, por su parte, también es una respuesta defensiva, cuyo papel es el de prepararnos para el ataque cuando hay un peligro.
Por lo tanto, no hay emociones negativas. Para aprender a gestionar las emociones lo importante es que sepamos interpretar el mensaje que comunica cada una de ellas. Son una guía para saber que algo sucede y que esto debe abordarse.

2. Permítete sentir, para gestionar las emociones

La educación y la crianza tradicionales casi nunca nos enseñan a gestionar las emociones. Nos convencen de que hay sentimientos y emociones que no debemos experimentar. Nos dicen por ejemplo que llorar o tener miedo no soluciona nada.
Sin embargo, las emociones no nacen porque sí, ni desaparecen porque sí. Por lo tanto, reprimir lo que sentimos no es una manera correcta de gestionarlas. Intentar asfixiar lo que se siente solo aplaza su expresión. Lo reprimido retorna y a veces de mala manera.
Lo primero entonces es entender que todas las emociones son legítimas y tienen pleno derecho a existir y a expresarse. Si aceptamos lo que sentimos, será mucho más fácil gestionar las emociones. No aceptarlo implica propiciar una confusión que termina dando como resultado una tormenta interna.

3. Observa, observa, observa…

La mejor manera de gestionar las emociones es aceptándolas, pero también comprendiéndolas. Para lograr esto es indispensable que incrementemos la capacidad de observación sobre ellas. El solo hecho de prestarles atención ya permite comenzar a canalizarlas.
mirada femenina pensando en cómo gestionar las emociones
Daniel Goleman, el gran teórico de la inteligencia emocional, indica que “La atención regula la emoción”. Esto quiere decir que cuando se enfoca la atención en aquello que estamos sintiendo, automáticamente se modula o se matiza esa experiencia subjetiva.
Para observar las emociones lo adecuado es preguntarse: ¿qué estoy sintiendo? ¿cómo me siento? Luego intentar poner el nombre exacto a esa emoción que se experimenta. ¿Es ira o es frustración? ¿Rechazo o es fatiga? Cuanto más precisa sea la identificación, más fácilmente llegaremos a comprender el por qué de esas emociones.

4. Ser críticos con nuestros pensamientos

Aunque nos parezca que no es así, muchos de nuestros pensamientos surgen de manera mecánica. Se trata de interpretaciones de la realidad, que a veces tienen fundamento y a veces no. En ocasiones son fruto de un razonamiento y en otras no.
El pensamiento no es la realidad, sino un filtro para la realidad. Nos induce a sentirnos de una determinada forma frente a lo que sucede y en muchas oportunidades nos lleva a equivocaciones. Por ejemplo, el pensamiento puede decirnos que una dificultad es una molestia. Pero también podría decirnos que es un reto, una oportunidad. Sin embargo, esto se logra solo cuando nos atrevemos a cuestionar esas ideas y no simplemente a dejarnos llevar por ellas.
Mujer con los ojos cerrados intentando gestionar las emociones

Aprender a gestionar las emociones de manera inteligente implica estar plenamente despiertos. Atentos y enfocados hacia nuestro mundo interno. Puede que al comienzo sea difícil, pero los beneficios son tan grandes que bien valen la pena.

Bolsa de hierbas: listas para comer

por Atrevete y despierta
fuente huertodeurbano.com.

 

Muchos de nosotros tenemos en nuestro huerto o maceto huerto diferentes hierbas. Cortar sus hojas de a poco es una muy buena idea para comerlas frescas, pero siempre me había preguntado, de qué forma es posible conservarlas por más tiempo, sin que se hechen a perder y sean además fácil y prácticas de comer?
La alternativa más común es secándolas… pero si las queremos comer frescas?
… así es como luego de observar a mi compañera de piso y tener una hermosa conversación sobre la costumbre de comer hierbas en Irán, decidí comenzar a hacer mi propia bolsa de hierbas, un método muy empleado en aquél país, llamado Sabzi Khordan.
En Irán es muy común comer hierbas  acompañando a cualquier plato, incluso en el desayuno. Las hierbas son una rica fuente de vitaminas y tienen grandes propiedades medicinales. Las hierbas más usadas son el perejil y la albahaca,  además muchas veces le incluyen cebollines y rabanitos que le dan un color muy apetitoso. De todos modos no existe una regla estricta, cada uno puede elejir las hierbas que le apetezca. Yo he preparado mi “Bolsa de hierbas” con mentacilantro y salvia.

 
CÓMO SE HACE? De una manera muy simple!
  1. Cortas las hierbas de tu huerta, si no tienes, pues las puedes comprar. Las pones un rato en agua fría para lavarlas.

 
2. Cuelas el agua y separas las hojas de los tallos.

 
3. Pones las hierbas sobre un paño de cocina, el paño quedará húmedo por el agua restante de la hierbas.
4. Envuelves las hierbas con el paño, las metes en una bolsa plástica y por último la bolsa al refrigerador.
 

  Así de simple! verás como las hierbas te durarán frescas por más tiempo. Y para comerlas, es tan fácil como un snack, pero saludable. Los invito a preparar esto en sus casas y comenzar a implementar esta saludable costumbre iraní de comer hierbas junto a nuestras comidas.








Si puede, no vaya al médico - Dr. Antoni Sitges

por Atrevete y despierta
Alícia Ninou
Entrevista con el jefe del departamento de cirugía del Hospital del Mar de Barcelona. Con más médicos como éste, sin duda la Sanidad funcionaria mucho mejor, no nos supondría tanto gasto público, y además, estaríamos más sanos. A pesar de pertenecer a la seguridad social, a pesar de ser profesor en una universidad, a pesar de ser cirujano… continúa manteniendo una visión abierta y crítica contra la gestión de la medicina y tiene sus propias opiniones en cuanto al uso –y al mal uso- de la sanidad pública hoy en día. No se ha dejado engullir por el pensamiento unicista de la anquilosada universidad ni por el corporativismo de los lobbys médicos y farmacéuticos. Con el dr. Sitges hablamos de temas como la iatrogenia médica, el disease mongering, la extrema medicalización, los sobrediagnósticos, la inutilidad de los cribados para prevenir el cáncer, la psiquiatrización de los estados de ánimo, la cirugía innecesaria... Antoni Sitges pretende que el ciudadano medio empiece a cuidarse por sí mismo, sin depender tanto del sistema médico. Como él mismo reconoce, la contribución de la medicina a la esperanza de vida no es nada del otro mundo... ¿para qué ir al médico entonces? Extractos de esta entrevista: SI PUEDE, NO VAYA AL MÉDICO https://www.youtube.com/watch?v=9Yurb... A MÁS MÉDICOS, MAS ENFERMOS https://www.youtube.com/watch?v=wpfwX... Antoni Sitges Serra Doctor en Medicina Jefe de Departamento de Cirugía Hospital del Mar Catedrático de Cirugía, UABarcelona Especializado en cirugía endocrina Asiduo colaborador de la prensa escrita con artículos críticos sobre la medicina Autor del libro: “El perímetro del congreso” y del libro de poemas "Amor roig" Un reportaje de Alishia Ninou https://timefortruth.es/ https://www.youtube.com/channel/UCbjZ...

BASES REPTILIANAS EN PUERTO RICO

por Atrevete y despierta


Pequeños pero radiactivos

por Atrevete y despierta
Se venden como una novedad científica, con un diseño versátil y fácil de implantar ya que dicen son económicos y “más” seguros. Ante el avance de la electrificación, de la que el vehículo eléctrico es un exponente claro, y la necesaria lucha contra el cambio climático, el sector nuclear vuelve al ataque ahora con los llamados reactores SMR (Small Nuclear Reactors).

Esquema de un minireactor nuclear.
Los grandes reactores nucleares producen electricidad a un coste que se vende como competitivo, aunque no se tenga en cuenta para nada las externalidades como los costes de la minería y procesado del uranio, un accidente nuclear o el desmantelamiento sin contar los efectos no perceptibles fácilmente de las fugas radiactivas habituales.
Más allá de toda opinión el funcionamiento de una central nuclear es complejo y esto ha llevado a que la energía nuclear en realidad vaya de baja. Los defensores del sector nuclear han argumentado que la competitividad empieza a partir de los 900 MW y que con potencias de unos 1.600 MW, el coste del megavatio es de 67 euros, una cifra que sin embargo ya no compite con las de las energías renovables.  Mientras que un aerogenerador de 1 MW puede costar 1,2 millones de euros, una central nuclear supera los 4 millones de euros por megavatio. La otra cuestión es que para sostener centrales nucleares de gran potencia se precisa igualmente redes eléctricas robustas y muchos países no cuentan con ellas. De ahí que los minireactores nucleares se quieren implantar.
Una oposición que no ha cesado
La implantación de los reactores nucleares fue polémica y en algunos casos se topó con una fuerte oposición política. Sólo hay que seguir los movimientos ecologistas de la época y la magnitud del combate popular que provocaron en algunas zonas del país donde se implantaron. En Catalunya y el País Vasco, la lucha antinuclear fue ampliamente documentada y contó con potentes plataformas sociales como el Comité Antinuclear de Catalunya (CANC). Hoy persiste el Movimiento Ibérico Nuclear que nace en 2015 ante la necesidad de un plan de cierre de las centrales nucleares, una demanda permanente del movimiento antinuclear. España está entre los países desarrollados nuclearizados, pero por suerte el sueño del dictador Franco de poseer ojivas atómicas nunca se cumplió, sin embargo, nuestro país también padecimos los efectos del armamento atómico. Estos persisten como resultado del accidente de Palomares en 1966.

Tras cuarenta años de funcionamiento, las centrales nucleares españolas han rozado la tragedia en más de una ocasión. La peor, la del incendio de la central nuclear de Vandellós I (ubicada en la costa de Tarragona) que conllevó su cierre defenitivo y posterior desmantelamiento.  Hoy la lucha antinuclear se bate para impedir alargar los períodos de explotación de estas centrales más allá de los 40 años y también para evitar la intención de construir almacenes centralizados de residuos radioactivos.
El accidente de Fukushima en 2011 sacudió a la sociedad occidental y esta quedó en estado de shock al ver la impotencia de un país avanzado tecnológicamente como es Japón por minimizar la tragedia. Alemania a raíz de esta realidad tomó la decisión de iniciar el cierre progresivo de sus centrales nucleares. El drama nuclear en Japón persiste a pesar de los esfuerzos que se siguen realizando. En España, seguimos jugando a la ruleta rusa radiactiva al autorizar la prórroga a la explotación de los reactores nucleares hasta los 60 años.
Lo pequeño sigue siendo peligroso
La industria nuclear vuelve a presionar para florecer. Esta vez se propone  reconvertir la industria de los pequeños reactores destinados a portaaviones, submarinos, rompehielos, y otras aplicaciones militares. Este sector nuclear que intenta florecer es el de los llamados reactores nucleares de pequeño tamaño (SMR) que son aquellos cuya potencia no supera los 300 MW.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica en un informe monográfico titulado Advances in Small Modular Reactor Technology Developments (2016) contabilizaba a finales del 2017 que hay 48 conceptos de minireactores nucleares de tecnologías variadas impulsados por países como Estados Unidos, Japón, Rusia, Corea, Argentina, India o Sudáfrica. Todos sus promotores aseguran que se son instalaciones  pequeñas, simples y fáciles de construir. Pero la verdad, cuando se analiza el tema, la realidad es otra bien diferente, basta con ver de forma gráfica lo que se entiende por pequeño, escalable o transportable contrasta con los riesgos implícitos de la tecnología radiactiva.
No son competitivos, pero se venden con marketing
La experiencia en la construcción de pequeños reactores nucleares SMR es que dado que producen menos electricidad resultan claramente más caros de amortizar.  El supuesto éxito de esta tecnología viene de su aplicación al sector militar para el cual el coste económico no es un factor decisivo. Uno de sus promotores, Rolls-Royce, estima que su diseño SMR es capaz de producir energía eléctrica por tan solo 60 libras (£) por megavatio hora, que no está lejos del precio promedio de las últimas subastas eólicas offshore del Reino Unido, valorado en unas 53 libras para el período 2023 al 2035.

Los primeros prototipos aplicados a esta nueva etapa serían reactores por agua presión (PWR por sus siglas en inglés) ya que es la tecnología más implantada empleada en los grandes reactores. Estos pequeños reactores (un eufemismo utilizado si se compara con una gran central nuclear) se pueden ubicar en un edificio de unos 25 metros de altura por 4,6 m de lado (en altura, el equivalente a un edificio de 9 pisos) y proporcionan una potencia de 50 MW (como una central convencional de cogeneración con gas). En su diseño, sin embargo, se recomienda ubicarlas en un “pozo” de estas medidas dado que tendría “más” seguridad y se calcula que podrían estar funcionando entre 20 y 30 años.
Algunos proyectos en marcha


En Idaho (Estados Unidos) se aprobó en 2017 la construcción de una planta nuclear formada por 12 reactores de 50 MW impulsada por NuScale que cubriría la electricidad demandada de medio millón de hogares con una inversión de unos 3.000 millones de euros.  Si lo comparamos con el coste de una central convencional sin duda es más de 10  veces más cara por megawatio que una nuclear convencional, que ya de por si es cara. Una vez más la industria nuclear argumenta que son inversiones que deben afrontarse desde las instituciones gubernamentales por ser de interés para las políticas de ahorro de emisiones a la atmósfera.



Otro proyecto norteamericona impulsado por General Atomics es el módulo multiplicador de energía (EM2), un reactor de alta temperatura refrigerado por helio. El EM2 emplea un reactor de alta temperatura de neutrones rápidos refrigerado por helio.  Esta unidad como todos los SMR se monta en la factoría y se traslada al sitio de la planta en camión. Según GA, el reactor EM2 se alimentaría con 20 toneladas de combustible PWR usado o uranio empobrecido, más 22 toneladas de uranio enriquecido a aproximadamente 12% de U-235 como iniciador.



En Rusia se prevé para el otoño de 2018 dejar instalados  dos reactores SMR de 35 MW para la planta nuclear flotante, el proyecto  Akademik Lomonosov. En Francia, la empresa DNCS trabaja en el proyecto llamado Flexblue para ubicar un reactor SMR a 100 metros de profundidad en el mar y en Japón, a pesar de que el drama de Fukushima continua, se prepara para construir un reactor HTR-PM de 200 MW.



El fabricante de combustible nuclear Urenco, ha diseñado el concepto U-batería y propone reactores de menos de 10 MW. De hecho aseguran que en Estados Unidos la población, según encuestas, no vería mal sustituir una central de combustibles fósiles por una mini-nuclear. Pero en Europa las encuestas arrojan otras tendencias. En el Reino Unido según una encuesta del 2017, el 62 % de la población desaprobaría la implantación de una minicentral nuclear contra sólo un 24 % que lo haría con un parque eólico.


Entusiasmo frustrado


Las voces críticas no faltan, los riesgos siguen bien vivos y el declive de la industria nuclear es imparable. La industria nuclear sigue hurgando para mantener su posición en la producción de electricidad aún sabiendo los riesgos que conlleva. La experiencia de las tragedias nucleares no parece que sea motivo de reflexión y los gobiernos toman medidas peligrosas como alargar la vida de los reactores nucleares convencionales.

Las propuestas de pequeños reactores nucleares SMR parece más un intento de publicidad que otra cosa. No podemos dejarnos engañarnos con sus cantos de sirenas. En definitiva, un reactor SMR es una central que genera calor a través de la fisión de un material radioactivo como el uranio 235 enriquecido y con este hace girar una turbina. Se puede argumentar que un reactor de 10 MW es más seguro frente a un accidente de fusión del núcleo porque el calor y la radiación que desprende sería más controlable. El balance más o menos, en una fuga radiactiva es un eufemismo pues ninguna compañía de seguros hace frente a los daños causados y estos recaerían sobre el gobierno del Estado afectado.
Un aerogenerador con sus enormes palas gira con el viento sin riesgo de salud ni para las personas ni para el medio. Los reactores SMR producen igualmente residuos radioactivos de alta actividad que hay que gestionar por su extrema peligrosidad. Los riesgos de accidente aún siendo menores no son evitables, la industria nuclear argumenta que los núcleos de los minireactores son más “tolerantes” a los accidentes de descontrol radioactivo. En definitiva, Los reactores SMR no son más que un intento de sacar tajada del argumento que lo pequeño es menos peligroso.
Artículo elaborado por la redacción de terra.org. Imágenes de diferentes proyectos de SMR citados y de la campaña de la ONG norteamericana Sierra Club.

La Ley de Atracción ¿Qué es, en verdad, la Resonancia?

por Atrevete y despierta
fuente ojodeltiempo.com
ley de resonancia

Resonantia = Eco

Resonancia = Eco, vibración, repercusión, resonar.

A Través de la Ley de la Resonancia entendemos que todo en el universo se comunica entre sí por
medio de vibraciones. Todas las cosas y todos los seres vivos en el mundo conocido tienen una
vibración propia. Lo mismo sucede con todos los órganos y células de nuestro cuerpo, y toda la
materia. Si investigamos la energía vibratoria de la materia, comprobaremos que distintos objetivos
oscilan con diferentes frecuencias, y algunos oscilan con una frecuencia igual o similar entre sí.
Esto lo vemos en el piano: si pulsamos una nota en el piano veremos que todas las cuerdas, al
resonar con la nota pulsada (es decir que reconocen la nota pulsada y armonizan con ella), entran en
vibración. Las notas podrán ser más altas o más graves, pero mientras estén en resonancia vibrarán.
Otras personas, cosas o acontecimientos no pueden evitar el campo de oscilación que creamos
en nosotros mismos, cuando resuenan con nuestra frecuencia creada.
Todo está obligado a reaccionar con ella. De la misma manera que las demás cuerdas del piano, que
resuenan con la cuerda pulsada, no pueden evitar vibrar con esa cuerda, también las personas, las
cosas o los acontecimientos no pueden evitar vibrar cuando se hallan en el mismo plano de
oscilación que nosotros.

Pero ¿cuál es la ventaja de que otros se sientan llevados a oscilar con nuestra energía?

Aquí entra en juego la segunda afirmación básica de la Ley de la Resonancia:

Características humanas similares se atraen.

Todo lo que resuena con nosotros será atraído a nuestra vida de manera inevitable, pero esto no
siempre será positivo para nosotros. Por ejemplo, la vibración puede ser tan fuerte, que destruya la
materia. Un cantante de ópera puede provocar que una copa se rompa únicamente con el timbre de
su voz. A través del espacio él dirige la energía hacia la copa.
Cuando la energía transportada tiene la misma vibración que la copa, es decir, la misma frecuencia
natural que la estructura molecular de la copa, la carga puede alcanzar tal magnitud que rompa la
copa en pedazos.
Evidentemente, nosotros no nos “rompemos” como un vaso. La llamada energía de oscilación
“negativa”, que forma parte de nosotros, puede hacer vibrar todo tipo de áreas en nuestro interior
que no deseamos, o atraer a nuestra vida acontecimientos que son desagradables o quizá incluso
perturbadores.
Por ello, es tan importante saber cuál es nuestro nivel de oscilación y qué campo de resonancia
creamos de manera consciente o inconsciente.

¿Cómo obran nuestras convicciones en la modificación del mundo exterior?

Podemos equivocarnos de dos maneras.
Podemos creer que no son ciertas, o podemos negarnos a creer lo que es cierto.
Soren Kierkegaard
Hemos crecido con la conciencia de que estamos separados de los demás. Esto ha creado
inevitablemente un sentimiento de aislamientos y soledad. Consideramos las cosas y los
acontecimientos como acaecidos “por casualidad”. Pensábamos que nos venían dados, a nosotros y
al resto del mundo. Esta visión del mundo se ha hecho tan natural que no la hemos cuestionado
-aunque emocionalmente no nos fuera demasiado bien-. Con seguridad nuestra vida ha transcurrido
a menudo de tal manera que esta opinión se ha visto confirmada.
Pero en los últimos años los conocimientos de la ciencia moderna se han modificado
completamente. Hoy sabemos que la realidad es exactamente lo contrario. ¡No estamos separados
de los demás! Todo está unido a todo y se influye recíprocamente. A continuación, explicaré por qué
el hecho de poseer este conocimiento es tan esencial para la cohesión de la energía de nuestros
deseos.
El cambio empezó en 1995 con las investigaciones llevadas a cabo por la Academia Rusa de la
Ciencia, bajo la dirección de Vladimir Poponin y Peter Gariaev. Los resultados de dichas
investigaciones mostraban algo muy sorprendente y eran tan asombrosos que fueron repetidos en
EE.UU., y finalmente también allí se hicieron púbicos.
Vladimir Poponin y Peter Gariaev quisieron investigar el comportamiento del ADN en presencia de
partículas luminosas, llamadas fotones. En esta línea de investigación eliminaron todo el aire de un
tubo para producir el vacío. Pero se sabe que incluso en el vacío nunca se produce una vacuidad
absoluta. En cada espacio permanecen fotones (energía lumínica), que se pueden medir de forma
muy rigurosa con instrumentos especiales. También con este experimento se dio este caso. Al
principio todo se desarrolló según se esperaba. Los fotones se repartieron en el hueco del tubo de un
aparentemente desordenado.
En el siguiente paso, se colocó en el tubo una muestra de ADN humano. Y entonces sucedió algo
completamente sorprendente: en presencia del ADN las partículas se distribuyeron de manera
diferente. El ADN ejercía una influencia directa sobre los fotones. Como por influencia de una
fuerza invisible, los fotones se alinearon en el tubo de manera ordenada. Estaba claro:

El ADN humano tiene un efecto directo sobre el mundo físico.

Extraído del libro “La ley de la Resonancia” de Pierre Franckh
Puedes DESCARGAR AQUI el libro completo en PDF

Lirio De Tigre (Lilium Lancifolium): Cultivo, Riego Y Cuidados

por Atrevete y despierta
fuente  Flor de Planta.
Se conoce con el nombre delirio de tigre (Lilium lancifolium) a una especie asiática de lirio, originaria principalmente de China, Japón, la Península de Corea y el Lejano Oriente ruso, que es ampliamente cultivada como planta ornamental en casi todas las regiones templadas del planeta debido a su facilidad de cultivo y a sus muy vistosas flores.
Esta planta crece hasta alcanzar un altura máxima de entre 60 y 150 centímetros, en tallos delgados revestidos con hojas con forma lanceolada, más o menos lineales de 10 centímetros de largo por  2 centímetros de ancho. Florece desde mediados y hasta fines del verano, ofreciendo flores brillantes de color naranja cubiertas con mancas negras o carmesí oscuro, dando la apariencia de la piel de un felino.

Lirio De Tigre (Lilium Lancifolium): Cultivo, Riego Y Cuidados

 
Foto: Amada44



El lirio de tigre se caracteriza por producir bulbos aéreos , conocidos como bulbillos, en las axilas de las hojas a lo largo del tallo. que pueden usarse para propagar la planta. Las flores en la planta duran por un corto período de tiempo antes de que se marchiten y sean reemplazadas por flores más nuevas.
Debido a que se cultiva a partir de los bulbillos, los ejemplares de esta especie no toleran el suelo empapado, por lo que hay que asegurarse de plantarlos en un área de suelo bien drenado y enmendado con compost o humus. El musgo, la arena o la paja mezcladas en las camas de plantación son un buen recurso para mejorar el drenaje del sustrato y retener la humedad necesaria para su crecimiento y desarrollo, y para una mejor y mayor producción de flores. Los suelos secos deben evitarse en el cultivo de esta planta.
Una manera usual de preparar el suelo para el lirio de tigreconsiste en excavar el lugar donde se planea hacer la plantación hasta llegar a una profundidad de 45 centímetros, aproximadamente, y luego eliminar las rocas y agregar la materia orgánica para mejorar la estructura y el drenaje del suelo. No se requiere incorporar ningún fertilizante durante la siembra, aconsejándose esperar hasta que los bulbillos comiencen a producir hojas verdes para recién entonces espolvorear algún alimento orgánico completo alrededor de la planta y regar.

Lirio de tigre (Lilium lancifolium): Época de plantación

Es recomendable plantar el lirio de tigre en primavera y otoño, enterrando los bulbillos en grupos de tres como mínimo. Su rendimiento será mejor si se ubican en un área a pleno sol o sombra parcial, llegando a producir una docena o más de flores en cada tallo.
Durante la época de floración deben quitarse las flores marchitas, pero tratando de no cortar más de un tercio del tallo, ya que se corre peligro de reducir el vigor y la longevidad de la planta.

Pensamientos del corazón