sábado, 24 de diciembre de 2016

La ciencia confirma que las personas absorben energía de los demás

fuente misterio.tv

obtenemos-energia-de-otros


Un grupo de científicos e investigadores de la Universidad de Bielefeld descubrieron algo que no tiene precedentes y demuestra que las plantas logran obtener una fuente de energía alternativa de otras plantas. Este descubrimiento también podría tener un impacto crucial para el futuro de la bioenergía. “Todo es energía” es uno de los primordiales axiomas de la ciencia, y los humanos no son extraños a las mutaciones de la energía. La ciencia que estudia el comportamiento de la energía en los seres vivos tiene por nombre bioenergía. Esta investigación se hizo en las algas, particularmente en Chlamydomonas reinhardtii. Se descubrió que, aparte de la fotosíntesis, existe otra fuente una opción alternativa de energía y esta seria absorbida de otras algas. La investigación esta a cargo del biólogo alemán Olaf Kruse, y sus resultados fueron publicados en Naturesite.com. Bader-Lee, dijo que el cuerpo humano es como una esponja, puede absorber la energía que esta cerca de nuestro cuerpo. “Esto es debido a que hay personas que logran sentirse incómodas cuando están físicamente cerca de un grupo determinado de personas, allí se produce una mezcla de energías y emociones.

“El cuerpo humano es muy afín al de una planta que toma energía, absorbe la energía precisa para nutrirse, puede energizar las células y aumentar la cantidad de cortisol, catabolizar y nutrir a las células. “Prosigue Bader-Lee. Este es el motivo por el cual muchas personas pueden alterar su estado anímico que conduce a estar inquieto, enojado, agobiado, triste, más feliz, optimista etc. Bader-Lee afirma que por muchos siglos, el ser humano ha perdido la conexión con la naturaleza, en el que el intercambio de energía podría traer enormes beneficios a la humanidad. En última instancia, el espíritu es 100% energía, y a lo que hacemos referencia como “sobrenatural” se trata de la manifestación de diferentes energías en el planeta. Pocos científicos se atreven a abordar estas cuestiones, por miedo a la crítica y el rechazo por la parte de la comunidad científica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario