sábado, 17 de diciembre de 2016

Los beneficios del mar en nuestra mente

fuente Sott.net 


El mar nos da paz, nos calma y nos deja una agradable sensación de bienestar, nos relaja pero ¿por qué? Los neurocientíficos opinan que la respuesta está en nuestro cerebro. El mar ejerce un efecto maravilloso sobre nuestra menteVivimos en un mundo cargado de estímulos, nos bombardean con publicidad constantemente y vivimos en un estado continuo de saturación y tensión que impide que nuestra mente se relaje en nuestro día a día. El mar nos permite descansar de esa sobreestimulación, ver y escuchar el sonido de las olas nos aleja de ese caótico constante creando una burbuja en la que resguardarnos de nuestro alrededor. El movimiento del mar y su inmensidad hipnotiza, genera una sensación de tranquilidad y bienestar que nos permite recargar fuerzas, nos da energía. Estas son las 4 maravillas que hace el mar con nuestra mente. 
© Google  Las vitaminas del mar

1. Induce un estado meditativo 

El sonido del mar y de las olas potencia una actitud mindfulness, es un sonido que a menudo se emplea en sesiones de relajación ya que promueve las ondas alfa, las cuales aparecen cuando estamos tranquilos y relajados o concentrados haciendo que nuestro alrededor desaparezca. Además estas ondas promueven un estado de claridad mental y estimulan en pensamiento creativo. 

2. Estimula la creatividad 

El mar hace que cambiemos de modo "ON" a "RELAX", lo interesante de este modo es que se activa la red neuronal que es la que está vinculada con la aparición de ideas originales y creativas. Dejamos nuestras preocupaciones a un lado dejando fluir la creatividad. 

3. Genera un poderoso estado de asombro y admiración 

La inmensidad del mar nos contagia, nos hace experimentar una mezcla entre asombro y admiración hacia lo que tenemos delante. Esta sensación nos obliga a cambiar nuestro esquema mental influyendo en la toma de decisiones y haciendo que pensemos más en los demás y seamos más generosos. 

4. Mejora el desempeño cognitivo 

El entorno en el que nos desenvolvemos está cargado de iones, tanto negativos como positivos. 

Los iones positivos, drenan nuestra energía y proceden de la mayoría de equipos electrónicos. 

Los iones negativos, que son comunes en el mar, generan un estado de activación. 

Un estudio de la Mount Carmel College de Bangalore desveló que los iones negativos tienen un efecto positivo en nuestro desempeño cognitivo. Estos psicólogos sometieron a los participantes a diferentes test de memoria, atención y toma de decisiones y apreciaron que su desempeño disminuía cuando la atmósfera estaba cargada de iones positivos y aumentaba cuando habían más iones negativos. 

Otro estudio realizado en la Universidad de California desveló que los iones negativos estimulan la producción de serotonina, lo que hace que nos sintamos más relajados y a la vez llenos de energía. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada