sábado, 11 de marzo de 2017

Nuevo Informe del Parlamento Europeo: Un sistema de alimentación ecológica ofrece claros beneficios para la salud

fuente noticiasdeabajo

Los pesticidas pueden dañar el cerebro de los niños
Por Elisabeth Grossman, 8 de marzo de 2017
¿Los alimentos ecológicos son mejores para nosotros? Un número cada vez mayor de estudios científicos parecen confirmar que así es.
Y las últimas evidencias para apoyar esta información vienen de un nuevo Informe del Parlamento Europeo, redactado por científicos de diferentes Universidades Europeas, entre ellos uno que también es profesor en Harvard. El equipo de científicos revisó los estudios existentes sobre los alimentos y la agricultura ecológica y concluyó que un sistema de alimentación ecológica ofrece claros beneficios para la salud.
Los Informes anteriores examinaron de manera selectiva los beneficios potenciales de los alimentos y la agricultura ecológica, su sostenibilidad medioambiental o la presencia o no de residuos de plaguicidas, por ejemplo. Este Informe, sin embargo, comprende una visión mucho más amplia de la gama completa de posibles beneficios, desde la nutrición hasta la ausencia de sustancias tóxicas. También se basa en cientos de estudios que incluyen análisis de alimentos y estudios epidemiológicos y de laboratorio.
Sus conclusiones son más claras cuando de trata de minimizar la exposición a los plaguicidas y a los antibióticos en la producción ganadera. Pero el Informe también encontró que los productos cultivos de manera ecológica tienden a contener menos metales pesados como el cadmio, del que los autores dijeron que es “de gran relevancia para la salud humana”.
Más sorprendentes son los hallazgos que sugieren que los alimentos ecológicos pueden ayudar a proteger a los niños de los efectos que alteran las funciones cerebrales provocados por los plaguicidas. Y aunque hay evidencias de que los alimentos ecológicos tienen mayor cantidad de nutrientes, particularmente la leche y la carne, así como otros beneficios en la salud, estas diferencias parecen ser menos significativas que el hecho de que los alimentos ecológicos tienen una menor cantidad de productos químicos peligrosos.
Cuando se trata de plaguicidas, resistencia a los antibióticos y exposición al cadmio, los autores escriben:
Si no se toman las medidas adecuadas, estaríamos perdiendo la oportunidad de abordar algunos importantes problemas de salud pública”.
El Informe ha sido concebido especialmente para los ciudadanos europeos, pero sus conclusiones se pueden aplicar perfectamente a los estadounidenses. “Han hecho un trabajo muy completo de búsqueda de información en la literatura científica, así que no creo que nada del Informe no se pueda aplicar”, dijo la profesora universitaria de salud comunitaria y ambiental de la Boise State University, Cynthia Curl, que investiga los vínculos entre la dieta y la exposición a los pesticidas.
Los plaguicidas pueden dañar el cerebro de los niños
El beneficio inmediato de los alimentos y la agricultura ecológica “es evitar la exposición a los pesticidas que pueden dañar el desarrollo cerebral de los niños”, dijo uno de los coautores del Informe, Philippe Grandjean, profesor de la Universidad del Sur de Dinamarca y de la Harvard T.H. Chan School of Public Health.
Si bien se permite el uso de algunos plaguicidas en la agricultura ecológica, la mayoría de los más utilizados no son tóxicos, y los que se permiten lo son en pequeña cantidad. (Los análisis de alimentos han confirmado que los alimentos ecológicos tienen menor cantidad de residuos de plaguicidas que los alimentos cultivados convencionalmente). Una clase de pesticidas que los agricultores ecológicos deben evitar son los organofosforados. Son del tipo de plaguicidas más utilizado en los Estados Unidos, e incluyen los clorpirifos, utilizados en grandes cantidades en las uvas, los cítricos, las nueces, el brócoli, las espinacas, los arándanos y las fresas.
Los científicos también han encontrado que la exposición prenatal
a los clorpirifos puede alterar físicamente las áreas de desarrollo
del cerebro que controlan el comportamiento,
las emociones, el lenguaje y la memoria
Los organofosforados son muy tóxicos para el sistema nervioso. Varios estudios han examinado el impacto de los clorpirifos en el desarrollo cerebral de los niños, encontrando que cualquier nivel de exposición puede afectar severamente a su cociente intelectual.
Los científicos también han encontrado que la exposición prenatal a los clorpirifos puede alterar físicamente las áreas de desarrollo del cerebro que controlan el comportamiento, las emociones, el lenguaje y la memoria. También se ha descubierto que la exposición prenatal a los clorpirifos causa temblores en los brazos de los niños, lo cual es otro signo de daño neurológico. La exposición a los clorpirifos se ha relacionado con problemas de comportamiento, incluyendo el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). En una entrevista en el sitio web de la Universidad de Harvard, Grandjean calificó estos impactos como “bastante aterradores”.
La exposición a los clorpirifos se ha relacionado
con problemas de comportamiento,
incluyendo el trastorno por déficit de atención
con hiperactividad (TDAH)
Por otro lado, las personas que consumen alimentos ecológicos tienen en sus cuerpos menor presencia de pesticidas, incluyendo los organofosforados, que aquellas personas que consumen alimentos convencionales. Y aunque tales estudios no pueden establecer unos vínculos definitivos con su impacto en la salud, muestra que comer alimentos ecológicos reduce la exposición a los pesticidas.
Aunque el alcance de estas observaciones es limitado, es algo evidente que tanto la exposición a los pesticidas como los riesgos para la salud son muchos menores para los productos ecológicos que para los productos convencionales”, dice el Informe.
Como consecuencia de la reducción de la exposición a los pesticidas, los alimentos ecológicos contribuyen a evitar efectos adversos en la salud y los costes asociados para la sociedad”, escriben los autores, señalando que la investigación sugiere que estos costes están “muy subestimados”.
Los alimentos ecológicos pueden hacer una mella en la resistencia de los antibióticos
Cuando se trata de antibióticos, “estamos observando un preocupante aumento en la resistencia de algunos microorganismos, y el uso agrícola es una de las razones”, dijo Grandjean. La Directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, ha calificado al aumento de la resistencia a los antibióticos como “una crisis de carácter global”. De hecho, según la OMS, ahora se utilizan más antibióticos en la producción de alimentos que en la atención médica.
El Informe explica que la ganadería de producción ecológica no es tan intensiva y permite la disponibilidad de más espacio para cada animal. Cita estudios que demuestran que por estas y otras razones, la ganadería de producción ecológica “tiene consecuencias positivas en relación con el bienestar y la salud animal”, incluyendo la reducción de la incidencia de enfermedades, por lo que se reduce el uso de antibióticos. Y agregan:
Respecto al uso de antibióticos, los estándares de la producción ecológica de los Estados Unidos son más estrictos que los estándares de la UE. Con carácter general, ningún animal que haya recibido tratamiento con antibióticos puede ser etiquetado como de producción ecológica en los Estados Unidos”.
Los autores concluyen que “la producción ecológica puede ofrecer una forma de restringir e incluso disminuir la prevalencia de resistencia a los antibióticos”. Sin embargo, reconocen que la producción ecológica es “sólo una parte de la solución a la cuestión de la resistencia a los antibióticos”.
Cadmio: mayores cantidades en los alimentos de lo que pensamos.
Aunque es un tema del que no se habla muy a menudo, los alimentos es una importante fuente de exposición al cadmio (Cd). En los Estados Unidos, las hortalizas de hoja, las patatas, los cacahuetes y los cereales, son una importante fuente primaria de exposición al cadmio, según la Agencia para las Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El Cadmio es un probable carcinógeno para los seres humanos, tóxico para los riñones, los pulmones, los huesos y cerebro de los niños, especialmente si están expuestos en el período prenatal o a través de la leche materna.
En el Informe se dice que los productos cultivados ecológicamente tienden a tener cantidades menores de cadmio que los productos cultivados convencionalmente, debido a las diferencias en el uso del suelo y los fertilizantes.
Una menor disponibilidad de materia orgánica en el suelo tiende a aumentar la disponibilidad de cadmio en las plantas cultivadas, y las tierras manejadas de manera ecológica tienden a tener una mayor cantidad de materia orgánica en el suelo que aquellas cuyos métodos de producción son los convencionales”, explican los autores.
Los productos cultivados ecológicamente tienden
a tener cantidades menores de cadmio
que los productos cultivados convencionalmente.
Algunos fertilizantes, incluyendo aquellas que están diseñados para suministrar fósforo al suelo, debido al contenido en minerales, puede aumentar la cantidad de cadmio en los cultivos. Si bien quedan por hacer muchas investigaciones en esta área, el Informe dice que la agricultura ecológica podría ayudar a reducir la exposición al cadmio presente en los alimentos.
Un apoyo a la producción ecológica, pero se necesitan más investigaciones
Los autores del Informe dejan claro que tanto las personas como la salud pública pueden verse beneficiados de los productos ecológicos. Pero la accesibilidad a dichos productos sigue siendo la cuestión. Y cuando se trata de la exposición a los plaguicidas, los científicos dicen que hay que hace más por prevenir las actuales exposiciones perjudiciales.
Está cambiando el uso de los plaguicidas y debemos asegurarnos de que los pesticidas utilizados de ahora en adelante no constituyan un peligro para los niños y las mujeres embarazadas. Actualmente, los plaguicidas no se prueban de manera rutinaria sobre sus efectos en el desarrollo cerebral y eso es algo que debemos cambiar”, dijo Grandjean.
Boise State’s Curl está de acuerdo: “Debemos tener un suministro de alimentos que sea seguro para todos, independientemente de lo que se compre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada