lunes, 20 de marzo de 2017

Siete hábitos alimenticios que ayudarían a prevenir el Alzheimer

fuente  24HORAS.CL TVN

Según investigadores, mediante la adopción de estos hábitos se puede ayudar a que el cerebro no sufra trastornos neurológicos.

Siete hábitos alimenticios que podrían evitar el Alzheimer

Investigadores del Comité de Médicos por una Medicina Responsable, descubrieron siete hábitos alimenticios que podrían evitar entre un 70 a 80% el padecer de Alzheimer.
Los resultados de los estudios que realizaron dieciséis científicos demuestran que estas prácticas de alimentación no sólo podrían ayudar a reducir el riesgo de sufrir dicha enfermedad, sino que también diversos trastornos neurológicos.
A continuación te dejamos los siete hábitos alimenticios que ayudarían a evitar sufrir de Alzheimer.
1. Minimizar el consumo de grasas saturadas y grasas trans
Estas grasas "malas" tienden a aumentar los niveles de colesterol en la sangre, estimulando la producción de las peligrosas placas de beta-amiloide en el cerebro, las cuales son características de la enfermedad.
Según el Estudio de Salud y Envejecimiento de la ciudad de Chicago, las personas que consumen en su mayoría grasas saturadas tienen el triple de riesgo de desarrollar Alzheimer. 
2. Verduras, legumbres, frutas y granos deben ser básicos en su dieta
Estos alimentos son ricos en vitaminas y minerales que protegen el cerebro, como la vitamina B6 y el ácido fólico.
El Estudio de Salud y Envejecimiento encontró que un alto consumo de frutas y verduras se asocia con un menor riesgo de deterioro cognitivo.
Una dieta rica en vegetales también reduce el riesgo de sufrir de obesidad y diabetes del tipo 2, dos patologías que podrían jugar un papel importante en el padecimiento de Alzheimer.
3. Consume al menos 5 miligramos de vitamina E al día
Este antioxidante ayudaría a reducir los riesgo de padecer de Alzheimer y puede ser fácilmente adquirida consumiendo un pequeño puñado de nueces o semillas, o comiendo mangos, papayas, paltas, tomates, pimientos rojos, espinacas y panes y cereales enriquecidos.
4. Consumir suplementos de vitamina B12
Obtener cantidades adecuadas de esta vitamina B (aproximadamente 2. mcg. por día), que se encuentra en productos de origen animal y los alimentos enriquecidos, ayuda a reducir los niveles de homocisteína, un aminoácido relacionado con el deterioro cognitivo .
En un estudio que realizó la Universidad de Oxford a adultos mayores con niveles elevados de homocisteína y problemas de memoria, los suplementos de vitamina B mejorarían la memoria y reducirían la atrofia cerebral.
Para las personas que tienen más de 50 años o siguen una dieta basada en vegetales, el tomar un suplementos es una ayuda adicional a su organismo.
5. Evite consumir multivitaminas con hierro y cobre, a menos que se lo indique un médico
La mayoría de las personas tienen niveles adecuados de estos metales a través de su dieta, y la ingesta en exceso de ellos se relación con problemas cognitivos.
6. Evite cocinar con ollas y sartenes de aluminio
Se recomienda utilizar ollas y sartenes de acero inoxidable o utensilios de cocina de hierro.
Si bien el uso del papel aluminio para envolver alimento aún se está investigando, datos preliminar sugieren que podría contribuir a problemas cognitivos.
7. Caminar enérgicamente tras veces a la semana durante al menos 40 minutos
La investigación sugiere que el ejercicio aeróbico regular puede reducir el riesgo de demencia en un 40 a 50%.