sábado, 29 de abril de 2017

Alarma ante el incremento de malformaciones congénitas y de cáncer por la utilización de plaguicidas

fuente  

Afirman que se ve incremento de cánceres y malformaciones en recién nacidos en el corazón sojero de la pampa húmeda, especialmente en la periferia de los pueblos. El caso de una malformación que rompió con todas las estadísticas en Baigorrita sumó preocupación.
Los casos de malformaciones en recién nacidos y la proliferación de enfermedades como el cáncer en el corazón sojero del país refuerzan los vínculos entre la aplicación de agroquímicos y el deterioro de la salud de las personas. En Baigorrita, una localidad 1.900 habitantes dentro de General Viamonte, un caso de atresia de esófago alarmó a los especialistas.
En diálogo con QM Noticias, Jorge Herce, doctor Responsable de Registro RENAC, HIGA Junín, y activista en contra de las fumigaciones, afirmó que hay “pruebas fehacientes” en torno al “incremento de algún tipo de malformaciones congénitas en recién nacidos, que según los estudios que se han realizado en otros lugares y de acuerdo a la expansión en los cultivos modificados genéticamente, se pueden vincular con el uso extensivo de agrotóxicos”.
En ese sentido, contó el caso de Baigorrita, donde se registraron dos casos de recién nacidos con atresia de esófago –la interrupción de la conexión entre el esófago y la boca- en menos de dos años. “Lo que llama la atención es el altísimo índice. Es una malformación que ocurre una vez cada 3.500 nacimientos, uno debería esperar 93 años para que se repita un caso, pero hubo dos en dos años”, explicó.
Desde lo epidemiológico vemos un incremento, este es un ejemplo que tiene especial valor porque uno de esos casos fue testigo en el Tribunal de La Haya”, agregó.
Los casos, sostuvo Herce, se ven en “pueblos pequeños de la zona del corazón sojero de la pampa, donde se ve un incremento de malformaciones congénitas y de casos de cáncer”. El especialista detalló que “cuando se hacen los mapeos sobre problemas de este tipo, uno encuentra que cuanto más en la periferia están ubicados, en las zonas que lindan con campos sembrados, donde habitualmente son fumigados hay más casos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario