sábado, 29 de abril de 2017

Un sistema casero de hace 100 años para recoger y filtrar agua de lluvia en un barril

fuente La Gran Época

Un sistema casero de hace 100 años para recoger y filtrar agua de lluvia en un barril
Un sistema casero de hace 100 años para recoger y filtrar agua de lluvia en un barril (foto Pixabay)
Ya sea por las épocas de sequía o por ahorrar en el consumo de agua corriente, cada vez son más las familias que se animan a recoger agua de lluvia en sus casas bastándose de uno o más barriles reciclados.
En este sistema centenario de recogida de aguas, la lluvia viaja desde el tejado de la casa al barril, utilizando el tradicional sistema de canaletas o caños de desagües.
Este sistema era muy popular en las viviendas de principios del siglo XX. Este y otros métodos se han perdido de la sabiduría popular, perdiéndose en el olvido.

Barril-agua-de-lluvia

Pero por suerte, algunos libros se dedicaron a recoger este conocimiento, que ahora algunos vuelven a recuperar para sus viviendas.
Uno puede seleccionar los barriles a utilizar en función de su profundidad, dependiendo de los litros que desee capturar.
Este agua de lluvia, además de ser mejor para lavar la ropa, es muchísimo mejor para regar nuestros jardines y campos de cultivo.
El agua sin cloro y otros tipos de sales aporta vitalidad a las plantaciones.
Muchos usuarios de este tipo de barriles aseguran en Internet que sus plantas lucen mucho más florecientes utilizando aguas procedentes de la lluvia.
Si instalamos un grifo o canilla en el barril, podremos conectar una manguera a este, facilitando la tarea del riego.

¿Cómo filtrar el agua?

Cuando se quiere utilizar este agua recogida de la lluvia para el consumo humano, es obligatorio filtrar el líquido para ingerirlo en condiciones de máxima seguridad.
Además, el barril no ha debido de estar ocupado con anterioridad por productos químicos.
Se suele recomendar, además, que los barriles cuenten con un filtro de malla fina en su superficie para mantenerlos alejados de insectos u otras partículas que no hayan sido invitadas a participar en el proceso.
Para elaborar un filtro casero que funcione en este tipo de recipientes, uno necesita materiales como piedras pequeñas, piedras medianas, grava, carbón y arena fina.
Se irán creando capas de diferente densidad con estos elementos, facilitando el filtrado del líquido hasta su consumo.
La capa que ocupará el fondo del recipiente será la compuesta por piedras medianas, contando encima con una capa algo menor de piedras pequeñas y, superior a esta, unos centímetros de arena fina que estarán bajo otra capa de grava.
Posteriormente se depositará carbón -fundamental, ya que absorberá metales pesados y sustancias tóxicas-, tras lo que se añadirá otra capa de grava y, encima de los centímetros de grava, una cantidad superior de piedras pequeñas.
El proceso rematará con la utilización de una capa de piedras medianas en la superficie del barril.
Es recomendable que cada uno se asesore sobre la densidad de cada capa en función de las dimensiones de cada recipiente.
Los expertos en el tema aconsejan elegir carbón de arce duro para realizar este invento centenario que algunos conocerán de oídas como un invento que solía utilizarse hace décadas en las aldeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario