domingo, 7 de mayo de 2017

CÓMO HACER MIEL DE ROSAS y su uso en cosmética natural

fuente La Botica Escondida 

En el blog ya hemos visto cómo se preparan los macerados de miel y plantasen general, sin embargo, hoy analizaremos con más detalle uno muy apreciado: la miel de rosas.

Esta miel no sólo es un alimento delicioso de excepcional aroma. Por sus propiedades y características, bien merece un lugar importante entre nuestros aliados de cosmética natural, tanto para cuidar la piel como el cabello.



PROPIEDADES DE LA MIEL DE ROSAS PARA USO COSMÉTICO: PIEL Y CABELLO

Además de como medicina, la miel ha sido muy valorada desde la antigüedad para todo tipo de fórmulas cosméticas, incluso para la realización de perfumes.
Rica en antioxidantes, la miel aporta nutrición a nuestra piel y cabello, además de aumentar su elasticidad. Cuando hay sequedad, proporcionahidratación y reparación. Por otro lado, si la piel está irritada, enrojecida o acneica, la calma gracias a su acción antiinflamatoria y bactericida; y, por si fuera poco, también ayuda a suavizar arrugas y a limpiar.

La esencia de la rosa complementa y enriquece a la perfección el macerado, por su acción tonificante y reafirmante, a la que suma su efecto antienvejecimiento y astringente.



INGREDIENTES

·                  Miel (preferentemente cruda y ecológica)

·                  Pétalos de rosa frescos (de cultivo ecológico)

Sobre las rosas a utilizar:
Es muy importante que os aseguréis de que las rosas han sido cultivadas sin venenos, de forma ecológica. Por eso, no sirven las rosas de floristería sin certificación ecológica, o recogidas en cualquier jardín convencional, ya que el macerado resultante podría ser tóxico.
Si no tenemos rosa fresca se puede hacer con pétalos secos, aunque obtendremos una miel menos aromática y no tan activa. 
 

PREPARACIÓN
A la hora de manipular la miel si esta está muy cristalizada, característica típica de las mieles crudas de calidad a bajas temperaturas, habrá que calentarla al baño María muy suave.
1.               Llenar un envase de cristal con los pétalos de rosa y cubrir con miel. 
2.               Dejar el envase tapado en un lugar cálido pero alejado de la luz. Removerlo a diario. Macerar así entre 3 y 7 días.
3.               Después podemos guardarlo directamente o filtrar, ya que hay quien prefiere utilizarlo con los pétalos. Almacenar en un lugar fresco alejado de la luz, o en la nevera si hace calor.

CÓMO SE UTILIZA
USO ALIMENTARIO
Se puede usar directamente con los pétalos de rosa incluidos, o filtrado, sobre tostadas, en el yogur, postres varios, etc.
USO COSMÉTICO
Mascarilla facial
Aplicar una fina capa sobre la piel limpia y seca. Dejar actuar entre 20 y 30 minutos. Retirar con agua tibia o con una infusión tibia de manzanilla, pétalos de rosa, etc.
Mascarilla capilar
Aplicar directamente o mezclada con un poco de agua a modo de pasta sobre el cabello húmedo. Dejar media hora y lavar. Hay que tener en cuenta que la miel puede aclarar ligeramente el cabello. 
Gel o champú
Podemos añadir un poco de miel a nuestro gel o champú habituales para aprovechar su acción sobre piel o cabello. La cantidad de miel dependerá del efecto buscado y de nuestras preferencias. Puede ser desde una pequeña parte de miel, hasta una parte de miel por otra de champú o gel.
Exfoliante
Se puede usar a modo de mascarilla exfoliante mezclada con un poco de azúcar de caña integral para el rostro, o con posos de café para el cuerpo, (para combatir celulitis, por ejemplo). Aplicar sobre la piel húmeda, masajear suavemente con la yema de los dedos en sentido circular durante 2 ó 3 minutos, y después retirar con una toalla humedecida en agua, o ducharse.
Acné
Para ayudar a combatir el acné, simplemente aplicar un poco de miel de rosas sobre la zona afectada y dejar entre 10 minutos y una hora, se puede masajear de vez en cuando, suavemente. Lavar con agua o una infusión de tomillo, manzanilla, etc. Repetir periódicamente.

Manchas
Mezclar miel de rosas y limón, o miel y aloe vera, o miel, aloe vera y limón, a partes iguales. Aplicar sobre la mancha dando un suave masaje. Dejar actuar entre 30 minutos y una hora. Retirar con agua o una infusión tibia. Repetir periódicamente.
Más ideas
Podemos adecuar cualquier receta a nuestro cabello, piel, o al efecto que busquemos, mezclando la miel con aceites vegetales como coco u oliva, o arcilla y agua, yogur... las posibilidades son muchas.

Como veis, esta miel es un lujo para los sentidos y una aliada de la belleza natural, que todas nos podemos permitir.

Fátima Solé
Bloguera, youtuber, naturópata.

BIBLIOGRAFÍA
Dones del Cielo. Abeja y Miel en el Mediterráneo Antiguo, Pilar Fernández Uriel. UNED, 2011.
Escrito por FatimaSole en 0:07 


No hay comentarios:

Publicar un comentario