jueves, 4 de mayo de 2017

El Huerto Urbano: Un pequeño paraíso en el medio de la ciudad.

Fuente: blogonprod.nearwen.com




Pocas cosas son tan reconfortantes como disfrutar de la jardinería y saborear alimentos recién recolectados y cultivados por uno mismo.

La estresante vida urbana nos aleja de actividades tan relajantes como el cuidado de las plantas, aprender sus ciclos vitales, estacionalidad, en fin, del disfrute que supone crear tu propio jardín comestible.

En la cultura occidental, cuando empezó a haber abundancia de alimentos, la autoproducción de hortalizas pasó a ser un signo de pobreza, y los espacios urbanos se cultivaban con fines puramente ornamentales.

Hoy en día, se vuelven a incorporar las viejas costumbres. Una tendencia a todo lo “bio” ha empezado a aparecer; porque no nos gusta como saben los alimentos ni como se producen. Con muy poco esfuerzo y nuestro gusto personal, podremos crear nuestro pequeño paraíso dentro de la ciudad.

El Diseño.

Para asegurar que nuestras plantas crezcan bien debemos tener en cuenta el tamaño del recipiente. Plantas como las lechugas o hierbas aromáticas no requieren mucha profundidad, pero si será necesaria una profundidad de 30-50 cm para plantas que den frutos como los tomates, berenjenas, pepinos. Además, estas plantas productoras de frutos, necesitaran alrededor de 6 horas de sol por lo que es importante su ubicación en el patio o balcón.

El viento es un factor que puede estresar las plantas quebrándolas, si no se toman medidas para proteger tu cultivo. Algunas medidas pueden ser cercos, o usar otras plantas como barreras como las ligustrinas.

El Sustrato.

El sustrato es la ´tierra´ donde van a crecer tus plantas. Generalmente venden sustratos universales que se pueden usar para la mayoría de las plantas, aunque puede no ser el ideal para cada especie en cuestión. Sea cual sea, es muy importante que tenga un buen drenaje. Para eso es fundamental colocar unas piedrecitas en el fondo de la maceta o intercalar el sustrato de tierra con perlita agrícola que proporciona aireación y aumenta la retención hídrica.

El sustrato inicial durará unos 6 meses, es importante fertilizar las plantas regularmente. Lo ideal sería tener tu propio compost o abono orgánico, pero como esto no esta aún muy extendido hacerlo en casa (lo estará) se pueden optar por fertilizantes orgánicos que se pueden encontrar en tiendas de jardinería .

Tips a la hora de plantar.

Hay miles de variedades que se pueden plantar en macetas, si son plantas con frutos, es preferible elegir las variedades enanas.

Hay plantas que se recomienda plantarlas en almácigos (bandejas de pequeñas macetitas) que aseguran el éxito de la germinación. Para eso busca información sobre las plantas concretas que estés interesado.

Mezcla distintas plantas: albahaca con tomates, cebollas y plantas ornamentales.

Aparte de obtener una explosión de color y texturas muy decorativa, las plantas ornamentales atraen insectos benéficos polinizadores y depredadores de plagas. No todas las plantas se pueden combinar (requerimientos de humedad, pH) infórmate sobre las combinaciones que te interesen.

La Salud de las plantas.

Si tus plantas tienen los nutrientes requeridos y su correcta ubicación, crecerán más fuerte y serán más resistentes. Aún así, muchas veces tenemos pequeños invasores que conviene combatir.

Mima tus plantas y obsérvalas con frecuencia para detectar si aparece alguna plaga. Si es así lo mejor es acudir a remedios ecológicos:

- No mates a los depredadores naturales de los parásitos como las mariquitas, arañas.

- Utiliza preparados naturales que se pueden pulverizar a las plantas para ahuyentar a los invasores como infusiones de ajo, ortiga, jabón blanco.

Si no se ha podido erradicar acudir a los insecticidas, pero sólo cómo última opción, ya que también estarás matando a los insectos benéficos y contaminando las plantas que después te comerás.

¡Manos a la obra!.

¨Cosechar verduras en su punto exacto de maduración es un lujo al que al habitante de las ciudades pocas veces accede. Jugosos tomates madurados al sol, hojas de albahaca recién cortadas y crujientes lechugas son placeres posibles en medio de la urbe¨

Maria Gabriela Escrivá

No hay comentarios:

Publicar un comentario