miércoles, 28 de junio de 2017

De vaivenes, revolturas y efectos colaterales de los cambios energéticos

por Atrevete y despierta
fuente David Topí
POR DAVID TOPÍ - 27 - JUNIO - 2017 9:00 PM
descarga
El estudio de los principios y leyes que marcan los ritmos que rigen nuestra evolución pasa por comprender que, como todo, cuando llegan puntos concretos donde se producen algunos saltos en la octava en curso, es posible que haya siempre consecuencias a diferentes niveles. Estas consecuencias, que, desde nuestro punto de vista son revolturas energéticas, confusión, y posiblemente desorientación, son producto de los cambios de “notas” dentro de la octava, y de su efecto en los diferentes planos, cuerpos y estructuras del ser humano.
Esto, dicho con un lenguaje menos técnico, viene a explicarnos que, cuando hay cambios macro en los procesos por los que estamos transitando, evolutivamente hablando, esos cambios que se inician por ejemplo en el plano mental, tienen repercusiones en nuestro cuerpo y esferas mentales, o cuando esos cambios llegan al plano etérico, tienen consecuencias en nuestras estructuras etéricas y físicas. Así que, por un lado, nos encontramos con las posibles revolturas que uno puede tener por sus procesos propios e individuales, y por otro lado nos encontramos con los malestares y revolturas debido al “mal tiempo energético”, vamos a decirlo así, que se produce cuando se ajustan los diferentes campos mórficos, plantillas y sistemas que sostienen la estructura de la realidad en la que existimos.
Dos razones para estos vaivenes
Puesto que, por la ayuda que estamos recibiendo desde “fuera”, se están produciendo cambios a nivel macro, a nivel planetario, y debido también a que recibimos el influjo de enormes olas de energía desde diferentes puntos del sistema solar y alrededores, estos tiempos por los que transitamos son dignos, en muchos casos, de ganar el premio a una de las mejores montañas rusas de esta parte de la galaxia, al menos si tuviéramos la suerte o la capacidad de ver como se están moviendo, acelerando, conteniendo, ajustando y tratando de llevar con la mayor suavidad posible, la cantidad de cambios y modificaciones que se han de dar en toda la estructura del planeta, y de nuestra raza, para que podamos soltar un poco las cadenas que nos anclan todavía al sistema de control, y a las razas y “élites” que aun lo gestionan.
Pero, volviendo al interior de nuestra percepción, a la visión desde el individuo, desde cada uno de nosotros, que es lo que nos toca aun cuando no veamos la foto genérica “desde fuera”, la cuestión sigue siendo cómo alinearnos con los vaivenes que vamos a tener por delante para saber llevarlos lo mejor posible si llegan a afectarnos.
¿Porqué pudieran hacerlo? Básicamente hay dos grandes razones: porque aquellos en control quieran afianzar su poder sobre la psique del ser humano como medio de asegurarse la manipulación de la realidad a su favor, y, por otro, por que los que vayan a intentar ayudarnos a soltarnos de esas cadenas pudieran forzar cambios en el sistema mental de nuestra especie que luego resultara en zozobras temporales hasta que, una vez algo más liberados, volvamos a armonizarnos y estabilizarnos.
Cuando hay obras en casa
¿Cómo actuar cuando la casa en la que vives está en obras pero no te puedes mudar porque básicamente no tienes otro sitio donde ir mientras pintan las paredes, modifican los tabiques y te amplían el techo para que puedas ver “más arriba” de lo que hasta ahora podías ver? Con calma, y con dialogo interior, tratando de ver que todo es maleable, que todo está en perpetuo cambio, y que hay días que habrá más tabiques que se muevan de lugar y que nos causarán una serie de inconvenientes y otros días que los operarios y la maquinaria estarán más tranquilos. Pero sobretodo, sabiendo que todo está en constante transformación y que hemos de adaptarnos a ello.
Esto es así porque hemos llegado a un punto donde la octava de la evolución del ser humano ha quedado muy desfasada respecto a la octava planetaria, es decir, que vamos mucho más lentos que los procesos que rigen el destino y cambio de nuestra esfera terrestre, y los ciclos de la vida que alberga. Al no ir a un ritmo más acorde al que el sistema al que pertenecemos necesita ir, se intenta que los cambios en la “casa” (el planeta y sus estructuras) afecten lo menos posible a los habitantes, y todos los que intentan asistirnos buscan minimizar el impacto de los moradores del hábitat, pero no siempre es posible.
Defendiendo su territorio
En el otro bando, recordad que este juego siempre tiene dos lados, esto implica que muchas fuerzas de las diferentes razas, Dracos, mantids, Zuls y demás, de las que ya hemos hablado anteriormente, van a reorganizarse para “defender” lo que tienen a la espera de encontrar formas de recibir apoyo externo que ahora les está vetado por la movilización externa de las fuerzas que están ayudándonos y la vigilancia que se lleva a cabo. Esto significa, por otro lado, que van a intentar entrar a través de otras maneras, incluyendo la apertura de algunos portales usando las energías del inconsciente colectivo, lo cual significa algunos vaivenes a gran escala en la psique común de la humanidad si lo consiguen, pues usar la energía de nuestro inconsciente colectivo para crear un portal enorme es tarea no pequeña y con ciertas consecuencias para todos. Muchas fuerzas están alerta para ello y se tiene que trabajar desde el interior del planeta para evitarlo, si se sube el nivel de nuestro inconsciente hay menos posibilidades de éxito, pero ese trabajo, como ya estamos viendo desde hace tiempo, es una tarea ardua que solo avanza a cuentagotas.
Así que en ese aspecto, hay movimientos en ambos bandos para ver cómo evitarlo y cómo provocarlo, es decir, unos que intentan entrar, y los otros que intentarán que no lo hagan, y habrá cosas que no notaremos para nada respecto a estos temas y habrá otras acciones que sí, reflejadas en movimientos atmosféricos y de clima convulso en algunas partes.
Terminando de asentar los campos y estructuras
Por otro lado, estamos avanzando hacia la consecución de que las estructuras de nuestros campos mórficos terminen de asentarse para ayudar a las personas a equilibrar su tríada inferior, lo que ya hemos explicado de facilitar que se expulsen desde dentro a los que tenemos encima subyugando a nuestra especie. Esto significa que, una vez todos los campos estén perfectamente ajustados, nos será más fácil dar pasos en la alineación de nuestros cuerpos y componentes etéricos, emocionales y mentales. Cuando estas estructuras y campos mórficos se hayan estabilizado por completo, empezará otra fase de empuje para que las personas remuevan estructuras mentales insertadas y presentes en todos nosotros destinadas a bloquear estos mismos procesos evolutivos que nos son necesarios para poder deshacernos de nuestro cautiverio.
Diferentes planes y puntos de acción
Las razas que forman parte de la ayuda pro humanidad buscan recursos y formas de potenciar la desconexión de la raza humana  de sus captores lo más pronto posible, para poder acompañar a los cambios energéticos y planetarios que nuestra esfera está sufriendo y viviendo, pero que se están ralentizando para que intentemos acompañarla de la forma más suave posible. A medida que pasan las semanas, se hace cada vez más difícil frenar el camino de nuestro logos planetario (el alma-consciencia de la Tierra), que necesita y sigue sus propios ciclos y ritmos, y tiene que cumplir con sus propias octavas, haciendo que, a pesar de que se pueda frenar un poco los movimientos que han de darse en las estructuras del planeta para que no se produzca una sacudida grande para todos los que en él lo usamos como base evolutiva, es posible que llegue el momento en el que haya que tirar hacia adelante y los “revolcones” que se vayan a dar no tengan más remedio que ser permitidos. Como decíamos, nuestra octava va muy lenta respecto al paso que necesita ir, y todas las fuerzas hacen lo posible para suavizar algo que tarde o temprano va a tener que soltarse para que no dañe o interfiera con el resto de octavas de niveles superiores y laterales.
Así, finalmente, nuestra tarea sigue siendo imbuir en el inconsciente colectivo de nuestra especie el conocimiento que necesitamos para poder avanzar en este camino de desconexión y paso a la nueva matrix que está yendo bien, pero es un trabajo que ya veis y sabéis que es lento, mientras vamos volcando contenido y hacemos llegar a todos como y porqué pasa lo que pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario