domingo, 11 de junio de 2017

Disfruta y aprende creando tu huerto urbano ecológico en 5 pasos

por Atrevete y despierta
fuente

ECO agricultor - Agricultura y consumo ecológico
huerto ciudad

Vivir en una ciudad u otras zonas urbanas no significa que no puedas recrearte con la horticultura y disfrutar, a la vez que aprendes, de cultivar y degustar tus propios alimentos saludables. A cualquier espacio, por pequeño que sea, se le puede sacar provecho para cultivar algunas hortalizas y plantas aromáticas.
En su blog, Oxfam Intermón nos cuenta algunos de los beneficios de tener un huerto urbano. Entre los que sobresalen el sentirnos más cercanos a la naturaleza estando en un entorno urbano, pues estamos aprendiendo sobre sus ciclos, sobre botánica, labores de cultivo, etc., y el mejorar nuestras habilidades de observación, autoaprendizaje o capacidad de análisis.
No es casual que cada vez en más centros educativos se utilice el huerto urbano ecológico como una potente herramienta para acercarse a la naturaleza y aprender valores y competencias tan positivas como la curiosidad, el respeto, la creatividad, la perseverancia o el trabajo en equipo y, por supuesto, despertar y fortalecer la sensibilidad hacia el cuidado de la naturaleza.
.
huerto terraza
.
Un huerto urbano no sólo te proveerá con alimentos sanos sino que además reforzará tu autoestima, mejorará tu capacidad de aprendizaje, te ayudará a eliminar el estrés (¡tan presente en las ciudades!).
.
5 pasos para montar tu huerto urbano
1º.- El lugar: ¿dónde y cómo montamos el huerto? la mayoría de las plantas, tanto las hortalizas como las medicinales y aromáticas, tiene predilección por el sol y necesitan, al menos, 5 horas de luz diarias. Elige un espacio con estas características para empezar tu huerto urbano.
2º.- El diseño: Como el espacio disponible puede ser reducido, una excelente forma de aprovechar el espacio es crear varias alturas. Esto es muy sencillo: puedes aprovechar el espacio aéreo colgando las plantas aromáticas, por ejemplo, y crear dos alturas, una de ellas con las plantas trepadoras que podrás ir poniendo rodeando las paredes, así tienen sujeción y no roban mucho espacio. Otro truco para aprovechar cada centímetro de espacio es crear un huerto vertical, es decir, formar distintas alturas, una encima de otra, con las plantas en lugar de ponerlas en una mesa de cultivo, que ocupa más espacio.

HUERTO COLGANTE
Ejemplos de huertos colgantes con diferentes alturas
.
3º.- Materiales: no es necesario comprar nada. Las macetas o mesas de cultivo las puedes preparar reutilizando materiales que ya no uses, reciclando palets, etc. y las herramientas las puedes hacer de la misma forma (aunque la verdad es que en este tipo de huertos no requiere el uso de muchas herramientas), la tierra la puedes obtener de una escapadita que te hagas al monte y las semillas las puedes sacar de las hortalizas que compres para consumo (eso sí, que sean de alimentos ecológicos, porque sino lo más seguro es que ni lleguen a germinar porque son híbridos).
4º.- Preparación: antes de empezar a cultivar piensa qué vas a querer comer. Prepara una lista con las hortalizas y aromáticas que te gustaría producir. Infórmate y lee sobre su cultivo, es decir: cuándo sembrar, qué necesidades tienen durante su cultivo, posibles plagas y enfermedades, cómo combinarlas entre sí, etc. Esto te dará más seguridad sobre lo que estás haciendo y, aunque siempre se aprenden muchas cosas sobre la marcha, te dará una idea general del tiempo que tendrás que invertir en el mantenimiento del huerto urbano.
.
HUERTO URBANO ECOLOGICO
.
5º.- Experimenta y disfruta: el huerto urbano ecológico es un excelente espacio para experimentar y disfrutar de tu actividad y al final serás recompensad@ con sus frutos. No te desanimes si al principio te resulta complicado, es normal, a medida que vayas implicándote más irás entusiasmándote con la horticultura ecológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario