sábado, 15 de julio de 2017

Algunas hortalizas para cultivar en casa

por Atrevete y despierta
fuente Eco agricultor
huerto urbano interior
Cuando decidimos cultivar hortalizas en casa debemos considerar algunas cuestiones. Las mejores opciones a la hora de elegir plantas para tener en el interior son las que crecen y se desarrollan verticalmente, porque necesitan menos espacio, o las plantas que no requieren muchas horas de sol, plantas que no necesiten mucha materia orgánica o que no requieran de cuidados especiales durante su desarrollo.
Vamos a ver algunos ejemplos de hortalizas que podemos tener en casa:
– Tomateras: Son muy versátiles y hay cientos de variedades distintas, por lo que podemos elegir la que más se ajuste al cultivo de interior, como por ejemplo las variedades que dan tomates de menor tamaño. Como usamos la práctica del entutorado, no necesitamos mucho espacio, con un container o maceta de unos 30 cm de ancho por 30 de profundidad es suficiente. La debemos tener cerca de la ventana o en una zona luminosa y mantener la tierra con cierto grado de humedad. Además el aroma que desprenden los tomates ecológicos es un ambientador natural excelente.
– Cebolleta: muy fáciles de cultivar. Incluso puedes plantar las que hayas comprado para utilizar en tus recetas de cocina. Corta la cebolleta dejando unos 4 cm de la parte inferior y ponla en un recipiente en agua durante dos días, posteriormente pásalas a una maceta. Asegúrate de que reciben agua y que la tierra está húmeda.
– Rabanitos: crecen muy bien porque no necesitan mucho espacio como otras hortalizas de raíz y se pueden empezar a cosechar a partir de las 4 semanas. Elige la variedad que más se adapte a las condiciones que tengas en casa. Los rabanitos pueden desarrollarse bien en temperaturas frescas y necesitan varias horas de luz.
– Pimientos: hay variedades de pimientos de pequeño tamaño que son perfectos para cultivar en casa. En general, necesitan una temperatura templada para desarrollarse correctamente. También necesitan riegos regulares. Para que no se encharquen las plantas, en lugar de regarlas directamente, asegúrate de que las macetas tienen agujeros en su base a través de los cuales absorberán el agua que vayan necesitando que puedes depositar en un plato o bandeja. Otra forma de riego es mediante un sistema de riego por goteo que puedes instalar en las macetas.
– Lechugas: son otra opción a considerar para cultivar en casa. Un motivo para hacerlo es por la contaminación que pueda haber en la zona donde vives, especialmente si es en una gran ciudad. Las hortalizas de hoja verdeson más susceptibles a absorber la contaminación que otro tipo de hortalizas. Además las lechugas tienen un ciclo rápido de crecimiento y puedes ir probando con distintas variedades hasta encontrar la que más te convenza sin tener que esperar mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario